Antecedentes Históricos

Antecedentes Históricos

Colegio Carmela Romero de Espinosa, Madres Dominicas

En 1896 la distinguida educadora Carmela Romero de Espinosa funda  el “Liceo de Señoritas” que hoy lleva su nombre, encabezando como directora la formación de esta institución. Posteriormente y en consideración  a la alta labor educadora del establecimiento el gobierno chileno lo declara Cooperador de la función Educacional del Estado, por decreto supremo.

El colegio comienza siendo internado, pasando a modalidad de medio pupilaje para culminar en externado.

Transcurridos 60 años desde su fundación Doña Carmela Romero  de Espinosa toma la decisión  de hacer entrega oficial del Colegio a la Congregación Dominica Misionera de la Sagrada Familia, de orientación  cristiana abocada  a  la formación  “ de la juventud y fundamentalmente de la mujer”. Este traspaso se concreta  el 6 de enero de 1956, entregando un rol fundamental a la familia en el quehacer educativo, creándose el Centro General de Padres y Apoderados, y posteriormente el Centro de Alumnas Dominicano (1968), abriendo con ello un espacio de expresión  libre y responsable de las inquietudes y necesidades de los jóvenes, uno de los grandes objetivos de la institución.

  En 1998 el Colegio se abre a una nueva etapa, incorporando varones, respondiendo a las necesidades de las familias y de los tiempos, transformándose en un colegio mixto.

 Posteriormente el año 2004 se modifica la dependencia de colegio particular pagado a la modalidad de particular subvencionado con financiamiento compartido, lo que permite incorporación de nuevas familias.

Actualmente es un establecimiento educacional que imparte enseñanza preescolar, básica y media. Su actual institucionalidad se enmarca en la Fundación Educacional dirigida por la Congregación Dominicas Misioneras de la Sagrada Familia.

Hoy cuenta con una matrícula de 891 alumnos y alumnas atendido por una  planta docente de 48 profesores,  teniendo a su disposición medios audiovisuales,  dos gimnasios, sala de uso múltiple para  actividades  de  Educación Física, salón de actos, sala de recursos audiovisuales, sala de música y arte, laboratorio de física, laboratorio de  química, dos laboratorios de computación, biblioteca, capilla, comedor, patio al aire libre y patio techado.

Principios

PRINCIPIOS RECTORES
 
Nuestra labor Educativa asume los principios y valores de la Iglesia Católica y la Espiritualidad de la congregación, cuyas características son:
 
EDUCACIÓN EVANGELIZADORA: Permite que los(as) alumnos(as) descubran su dignidad de personas creadas a imagen y semejanza de Dios y sean capaces de testimoniar su fe en el diario vivir.
 
EDUCACIÓN SOCIALIZANTEQue sean capaces de ser agentes liberadores de la persona humana.
 
EDUCACIÓN DEMOCRÁTICAQue sean jóvenes participativos en la discusión y toma de decisiones. Teniendo y dando igualdad de oportunidad.
 
EDUCACIÓN PARA LA JUSTICIAQue comprometa a los niños, las niñas y los jóvenes en el ejercicio de la crítica de acontecer histórico, social y cultural, de modo que les lleve a provocar un cambio de estructuras, en el ámbito de sus posibilidades, cuando así lo requiera el bien de las personas.
 
EDUCACIÓN PARA EL SERVICIOQue lleve a los niños, a las niñas y a los jóvenes a ser sujetos activos de su educación, para su propia formación y para el servicio solidario a las demás personas que forman su entorno, su ciudad, su país, su mundo.
 
EDUCACIÓN PARA EL DIÁLOGOQue lleve a los niños, a las niñas y a los jóvenes a valorar, respetar a las personas, y compartir con ellas, cualesquiera sean sus creencias religiosas o sus ideas filosóficas políticas.
 
EDUCACIÓN PARA LA VIDAQue lleve a los niños, a las niñas y a los jóvenes a valorar la vida, como primer derecho de todas las personas, y que esa valoración les impulse a realizar acciones de defensa y protección de la vida humana, respetando a la persona desde su concepción y creando condiciones físicas y ambientales para su mejor crecimiento y desarrollo.

Quienes Somos

Quienes Somos

FUNDACIÒN EDUCACIONAL COLEGIO CARMELA ROMERO DE ESPINOSA, MADRES DOMINICAS

Es un centro educacional católico, dirigido por la Congregación Dominicas Misioneras de la Sagrada Familia. Centra su quehacer Educativo Pastoral en el Proyecto Educativo, cuyo objetivo fundamental es la Educación integral de las alumnas y los alumnos, formándoles en la cultura a la luz de las enseñanzas de Cristo y mediante el anuncio del Evangelio, Buena Noticia para todos los hombres y mujeres de nuestro tiempo.

Visión y Misión

Visión y Misión

VISIÓN DEL COLEGIO CARMELA ROMERO DE ESPINOSA

VISIÓN

La visión del Colegio Carmela Romero de Espinosa se encuentra estrechamente relacionada con el carisma de la Congregación Dominicas Misioneras de la Sagrada Familia, cuyo fin es la formación cristiana del hombre y la mujer, preferentemente de la juventud.

Nuestro ideal de formación es el desarrollo integral de niños/as y jóvenes, abiertos a la trascendencia, de modo que a la luz de nuestra formación cristiana, se conviertan en miembros activos de su comunidad y, de esta manera, puedan responder a su vocación profunda de ser humano y como testimonio vivo de su fe en Cristo.

Propiciamos una cultura de excelencia educativa, que estimule el desarrollo de todas las capacidades de nuestros alumnos y alumnas, a fin de que se conviertan en agentes de cambio, y transformen su medio social, cultural y natural, bajo los ideales dominicos de una sociedad más democrática, justa y comprometida.

MISIÓN DEL COLEGIO CARMELA ROMERO DE ESPINOSA

MISIÓN

El Colegio Carmela Romero de Espinosa, es un colegio particular subvencionado, que educa a sus alumnos y alumnas desde el nivel de prekinder hasta cuarto año de educación media, y asume como misión la formación académica integral humanístico-científica de niños/as y jóvenes, de manera que les permita seguir estudios superiores, universitarios, profesionales o técnicos, conforme a sus expectativas vocacionales y a los requerimientos actuales de la realidad regional y del país.

La formación de nuestros alumnos y alumnas se sustenta en la concepción valórica cristiana católica de la vida, con énfasis en los cuatro pilares Dominicos que son: Estudio, Comunidad, Predicación y Oración, los cuales se traducen en los valores que declaramos en nuestro Proyecto Educativo Institucional.

Bajo esta concepción pretendemos hacer de nuestros alumnos, personas que hagan realidad el espíritu dominicano, expresado en nuestro lema institucional: “Saber más para servir mejor”.